Área contable y fiscal

  INDICADORES, instrumentos de evaluación del desempeño empresarial  

Juana Cardoso
jcardoso@bda.com.uy
 

Así como se mencionara en otra de nuestras publicaciones sobre el presupuesto, los indicadores de desempeño también son una de las principales herramientas para la medición y control de la planificación estratégica y el logro de los objetivos de la empresa.     
Los indicadores son instrumentos de control y evaluación sobre cumplimiento de metas y objetivos organizacionales, que brindan información para analizar el desempeño de las distintas áreas de una empresa y comprobar su alineación con los elementos previstos en el plan. Es de utilidad medir en todo tipo de organización, para facilitar y orientar la toma de decisiones, para conocer en qué situación se encuentra la compañía dentro de la industria a la que pertenece y en las distintas áreas en cuanto a las variables clave, y por tanto, saber dónde están riesgos y en qué aspectos se requiere de algún tipo de cambio o mejora.
 
Además, no solo se configuran como una herramienta práctica para la propia Gerencia, sino también para las demás partes del mercado interesadas en la evolución del negocio, tales como bancos, fondos de inversión, calificadoras de riesgos, entre otros.
 
Principales características y requisitos de los indicadores:

  • Cuantificables y comparables
  • Obtención de información exacta y oportuna
  • Contener un nombre y su definición
  • Tener definido un objetivo del indicador
  • Establecer un estándar numérico asociado, que defina el nivel deseado como meta y relacionarlo con el objetivo organizacional al que está vinculado
  • Forma de medición, periodicidad en que se realiza y responsable de cálculo asignado

 Clasificaciones de indicadores:

  • Estratégicos: Miden el alcance de una cualidad competitiva, ayudando a implantar y obtener retroalimentación en cuanto a la estrategia definida por la empresa.
  • De diagnóstico: Periódicamente evalúan y controlan si el negocio funciona según lo estimado y emiten alertas en el caso de desvíos o eventos no habituales.
  • De proceso: Monitorean qué sucede con las actividades de uno o varios procesos seleccionados.
  • De resultado: Relacionan la actividad con los objetivos de la empresa, comparando realidad con proyección. Reportan los resultados y controlan eficiencia y eficacia de los recursos utilizados.
  • Financieros: Permiten medir la performance financiera de una empresa mediante la evolución a través del tiempo y la comparación entre empresas del mismo sector.
  • De eficiencia: Están relacionados con la productividad, enfocándose en la manera en que se realizaron las actividades y monitoreando el rendimiento de los recursos utilizados.

Las tres decisiones financieras básicas a la que cualquier empresa se enfrenta, son las referidas a inversión, financiamiento y dividendos. Junto con las proyecciones y el presupuesto, los ratios financieros constituyen los elementos fundamentales para la toma de estas decisiones.
 
Si consideramos inversión, podemos tomar como ratios principales aquellos que son capaces de responder las siguientes preguntas:

  • ¿Que tan eficiente es la empresa en el uso de sus activos, propios o de terceros?
  • ¿Cómo se genera la rentabilidad en la empresa? ¿Cuál es su capacidad para mantenerla?
  • ¿Cuál es la tasa de retorno sobre la inversión? ¿Y sobre el capital?

 En cuanto a financiamiento:

  • ¿Cuál es su capacidad de liquidez que le permite cumplir con las obligaciones de corto y mediano plazo? ¿Cómo está distribuida esa liquidez y cuál es su capacidad de generar renta?
  • ¿Cómo se financia la empresa? ¿Cuál es la proporción de deuda y de fondos propios? ¿Con qué estructura de costos y plazos?

 En lo que respecta a dividendos, es adecuado trabajar con ratios que respondan:

  • ¿Cuál es la política de dividendos que genera mayor valor para el accionista?
  • ¿La distribución de dividendos se ajusta a la estructura de financiamiento previamente establecida?

El cálculo de los mismos surge fundamentalmente de datos que suministran los Estados Financieros, es decir que cuentan con una base cierta y uniformidad de criterios a nivel local e internacional. Esto determina gran utilidad para comparar la evolución de la empresa en los aspectos mencionados en el correr de los ejercicios económicos, así como ponerla en perspectiva con sus competidores.
 
En resumen, los indicadores son unidades de medida aconsejables que permiten a los órganos de dirección, determinar y analizar el desempeño de una organización a través del cumplimiento de sus objetivos, encaminándola hacia el éxito previsto en su estrategia como finalidad principal.

......