Versión Online
Madrid & Palma de Mallorca Montevideo, jueves 13 de octubre de 2016
 

REGISTRO DE ESTADOS CONTABLES ANTE LA AUDITORÍA INTERNA DE LA NACIÓN – MODIFICACIÓN DE LOS REQUISITOS

Dr. Juan F. Orticochea
Cr. Alexis Bragard
abragard@bda.com.uy
El pasado 30 de mayo el Ministerio de Economía y Finanzas publicó el Decreto N° 156/16 mediante el cual se modifica el régimen de Registro de Estados Contables ante la Auditoría Interna de la Nación.
Cabe destacar que dicho registro aplica para las sociedades comerciales, las sociedades y asociaciones civiles, las fundaciones, las cooperativas, las sociedades agrarias, las entidades no residentes que cumplan las condiciones que establece el artículo 2 de la Ley N° 18.930 y los fideicomisos y fondos de inversión no sometidos a regulación por el BCU. Los aspectos más relevantes incluidos en dicho Decreto son: - Montos mínimos para registrar Estados Contables Las sociedades obligadas a registrar sus Estados Contables son aquellas cuyos ingresos ordinarios superen 26.300.000 Unidades Indexadas (aprox. USD 2.900.000) al cierre de ejercicio (siendo necesario anualizar los ingresos en ejercicios de menor duración). También están sujetas a esta imposición las sociedades cuyos ingresos superen 4.000.000 U.I. (aprox. USD 440.000), siempre y cuando al menos 90% de sus ingresos generen rentas de fuente extranjera (correspondiendo también expresar los ingresos en términos anuales). Este último punto varía significativamente respecto al régimen anterior, en el cual no se hacía distinción respecto a la fuente de la renta y donde se establecía la obligación de registrar los Estados Contables si la sociedad contaba con un monto mínimo de activos. Parece evidente la intención del Poder Ejecutivo de contar con más información de las sociedades con un gran porcentaje de renta de fuente extranjera, considerando la significativa diferencia entre el mínimo de ingresos fijado para las sociedades en general y las sociedades que no tienen gran operativa en Uruguay.

- Plazo y sanciones

El plazo para registrar los Estados Contables es de 180 días corridos desde el día siguiente al cierre del ejercicio contable. En caso de no cumplir con este plazo, se aplicará una sanción de 2.000 U.I. en primera instancia y 3.000 U.I. si se reitera el incumplimiento en un período de cinco años calendario.

- Prohibición de distribuir utilidades y sanciones
Se prohíbe la distribución de utilidades hasta tanto los Estados Contables hayan sido registrados, siempre cuando corresponda, entendiendo como distribución el pago de los mismos. Si se procediera con la distribución sin haber cumplido con el registro de los Estados Contables se aplicará una sanción de 125.000 U.I. (aprox. USD 13.700) en primera instancia, y 250.000 U.I. (aprox. USD 27.400) si se reiterara el incumplimiento en un período de cinco años calendario, no pudiendo superar las multas aplicables las 10.000 U.R. Esto demuestra la clara intención de que se cumpla con el registro, fijando sanciones monetarias importantes, y no sólo que los dividendos sean repetibles cuando no se hubieran registrado los Estados Contables, como estaba establecido en el régimen anterior.

- Otras sanciones
Además de las multas detalladas en los párrafos anteriores, se procederá a la suspensión del Certificado de Vigencia Anual emitido por la Dirección General Impositiva. Si bien esto ya estaba previsto en el régimen anterior, no se venía aplicando, será cuestión de observar si esto se cumplirá efectivamente en el futuro.

- Vigencia
Las disposiciones establecidas en este Decreto estarán vigentes para los ejercicios económicos cerrados desde el día hábil siguiente a la fecha de publicación en el Diario Oficial de la Resolución de la Auditoría Interna de la Nación referente a este tema, mediante la cual se establecerán los requisitos formales y condiciones para cumplir con lo establecido por el Decreto. Si bien esta Resolución no ha sido emitida aún, es esperable que la misma esté disponible en el corriente mes de junio.

- Exclusiones
Quedan fuera del marco de este Decreto las instituciones de intermediación financiera, las empresas aseguradoras, las administradoras de fondos ahorro previsional y los intermediarios de valores.
Todos los derechos reservados | BDA (C) 2016.