Madrid & Palma de Mallorca Montevideo, miércoles 25 de mayo de 2016
 

MODIFICACIONES TRIBUTARIAS PROPUESTAS
POR EL GOBIERNO

Como ya es de público conocimiento, el gobierno anunció en el día de ayer una serie de medidas tendientes a disminuir el déficit fiscal que hoy en día se encuentra en el entorno del 3,7% del Producto Bruto Interno (PBI), que, en caso de ser aprobadas, regirán desde el 1° de enero de 2017.

A pesar del ajuste fiscal ya vigente desde el mes de enero, mes en el cual aumentaron todas las tarifas públicas, incluso por encima de aumento del IPC, y del cambio introducido en el cálculo del IRAE en diciembre (no aplicación del ajuste por inflación fiscal cuando la inflación no supere el 10% anual), y dadas las significativas diferencias entre el crecimiento inicialmente proyectado en la Ley de Presupuesto del año pasado y el real, el gobierno ha entendido necesario introducir medidas adicionales para intentar reducir el déficit en un 1%.

Concretamente, las modificaciones fiscales anunciadas introducen cambios en el IRPF, tanto sobre rentas de trabajo como de capital, IASS, IRAE e IVA. A continuación resumimos las medidas más significativas:

  • IRPF sobre rentas de trabajo

  • Se proponen incrementos en las tasas aplicables a las diferentes franjas de ingresos, sin modificar las mismas, aumentando las alícuotas del 15% al 18%, del 20% al 23%, del 22% al 26% y del 30% al 34%. Asimismo, la tasa aplicable a las deducciones se fija en un 8% lineal, desapareciendo las franjas vigentes al día de hoy.

    En resumen, no se afecta el mínimo no imponible ni la tasa aplicable a la segunda franja de ingresos, que se mantiene en el 10%, rigiendo aumentos en el resto de las franjas de entre un 14% y 20%.

  • IRPF sobre rentas de capital

  • En este caso, simplemente se aumentan las tasas aplicables a los resultados generados por las diferentes colocaciones financieras, desapareciendo las tasas diferenciales del 3% y 5%, fijándose una tasa del 7%. Estas alícuotas aplican por ejemplo a intereses generados por depósitos en moneda nacional y unidades indexadas a más de un año, intereses por obligaciones y otro títulos de deuda bajo ciertas condiciones y rentas de certificados de participación emitidos por fideicomisos financieros mediante suscripción pública y cotización bursátil en entidades nacionales a plazos de más de tres años, entre otros.

    Las alícuotas aplicables a las rentas generadas por el resto de las colocaciones, no se verán modificadas.

  • IASS

  • Al igual que para el IRPF sobre rentas de trabajo, se establecen incrementos en las alícuotas aplicables a los ingresos de las diferentes franjas, las cuales no se ven modificadas. Específicamente, la tasa del 20% pasa al 23% y la del 25% al 29%.

  • IRAE

  • Las modificaciones que se proponen en el cálculo de este impuesto son:
    • Eliminación de la deducción de sueldos fictos patronales aplicable a empresas con facturación anual mayor a UI 4.000.000, apuntando a erradicar la fijación de sueldos fictos mayores a los reales, accediendo así a una deducción mayor de la que corresponde.
    • Fijación de un tope del 50% sobre el resultado fiscal positivo para la deducción de pérdidas fiscales de ejercicios anteriores, la cual actualmente sólo está limitada en términos del tiempo en el cual pueden deducirse las mismas (5 años).
    • Las utilidades con una antigüedad superior a 3 años serán consideradas como distribuidas, a menos que las mismas sean reinvertidas. Esto implica que se tendrá que pagar el 7% sobre el importe que podría haber sido distribuido (siempre y cuando las utilidades surjan de rentas gravadas), produciéndose así un adelantamiento en el pago del impuesto.
    • La distribución de utilidades por parte de sociedades prestadoras de servicios profesionales y personales, con contabilidad suficiente, la cual actualmente está exonerada, pasará a tributar IRPF a una tasa del 7%.
    • IVA
    Actualmente, y hasta el 31 de julio del corriente año, rige una reducción de 3 puntos porcentuales de IVA para pagos con tarjetas de débito y 2 puntos para pagos con tarjeta de crédito, pasando la reducción a ser de 2 puntos para ambos medios de pago desde el 1° de agosto de 2016, según lo establecido por la Ley de Inclusión Financiera.

    La modificación que se está planteando en este aspecto es la aplicación de una reducción de 4 puntos de IVA desde el 1° de enero de 2017, aplicable a pagos tanto con tarjetas de débito como de crédito.

    Si bien esta medida implicaría a priori una reducción en el monto recaudado por IVA, es muy probable que se obtenga el efecto contrario, ya que lleva a una mayor formalización de la economía.

    Ahora sólo resta aguardar las modificaciones que estas propuestas sufrirán una vez que sean analizadas por los diferentes sectores del gobierno y el Parlamento, aunque considerando que el gobierno cuenta con mayoría parlamentaria, seguramente las medidas propuestas no sufrirán modificaciones sustanciales.
    Todos los derechos reservados | BDA (C) 2016.