• Sebastián Cersosimo

EXCLUSIÓN DE PANAMÁ DEL LISTADO DE JURISDICCIONES BONT

 

El pasado 7 de mayo Panamá quedó excluida de la lista, que formuló la Dirección General Impositiva a través de la Resolución 1315/2017, de jurisdicciones consideradas de baja o nula tributación (también conocidas como BONT). Dicha exclusión se dio en el marco del cumplimiento por parte de la República de Panamá de los requisitos del Decreto 103/018 del 24 de abril de 2018. El mencionado decreto establecía que Panamá sería excluida de la lista si cumplía antes del 15 de mayo de 2018 con:

  1. la identificación y notificación de Uruguay como socio para el intercambio automático de información sobre cuentas financieras y siempre que dicha información incluya la correspondiente al año 2017;
  2. exclusión de Uruguay de la nómina de países incluidos en la lista de retorsión emitida por los Ministerios de Relaciones Exteriores, Economía y Finanzas y Comercio e Industria de la República de Panamá.

El lunes 7 de mayo, el Vice Canciller Panameño notificó el cumplimiento de dichas condiciones, quedando por tanto excluida dicha jurisdicción de la lista de jurisdicciones BONT, luego de haberla integrado por casi 14 meses.

Como se recordará, el 5 de enero de 2017 se sancionó la Ley 19.484, que conjuntamente con el Decreto 40/017, tuvieron (y tienen) como objetivo desestimular la utilización de entidades o vehículos que se domicilien en países que se beneficien de un régimen de baja o nula tributación. Esto implica un régimen tributario más severo para las entidades BONT. Entre las principales cargas tributarias adicionales se destacan:

  • Si una entidad BONT vende sus acciones y ésta tiene más del 50% de sus activos subyacentes en Uruguay, entonces la renta obtenida se considerará de fuente uruguaya.
  • Las personas físicas uruguayas que tengan inversiones a través de entidades BONT, son gravadas no solo por los rendimientos de capital mobiliario sino también por los incrementos patrimoniales y los rendimientos de capital inmobiliario, pasando a estar gravadas las rentas obtenidas por arrendamiento de inmuebles en el exterior y las rentas obtenidas por la venta de activos en el exterior; siempre que la inversión esté vehiculizada a través de una sociedad BONT (lo que constituye otra extensión de la fuente en el IRPF).
  • Las rentas provenientes de inmuebles localizados en Uruguay propiedad de una sociedad BONT están gravadas por el Impuesto a la Renta a los No Residentes (IRNR) a una tasa especial del 30,25%.
  • Las restantes rentas obtenidas por sociedades BONT derivadas de otros transmisiones patrimoniales se determinan mediante un ficto del 30% aplicado sobre el precio de transferencia dejando una tasa efectiva equivalente al 7.5% del precio.
  • Se incrementa al 3% la tasa del Impuesto al Patrimonio aplicable a las sociedades BONT que no cuenten con establecimiento permanente en el país.

Como conclusión, si bien la República de Panamá fue excluida de la lista de jurisdicciones BONT y así del régimen tributario más severo, se resolvió por parte de ambos países el intercambio de información financiera y tributaria, que prevé que para la información correspondiente al año 2017, el intercambio de información sea automático, y que a partir de la información correspondiente al año 2018, ese intercambio sea bajo previo requerimiento en virtud de una inspección fiscal determinada.

Suscribirse a nuestro newsletter